Patrocinador
CONADEIP

¿Por qué celebramos el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz?

El 23 de agosto de 2013, el 67° Período de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el 6 de abril como el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz para concienciar acerca del papel que el deporte puede desempeñar en la promoción de los derechos humanos y el desarrollo económico y social.

Anteriormente , el 58° Período de Sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas había proclamado 2005 como el Año Internacional del Deporte y la Educación Física para promover la educación, la salud, el desarrollo y la paz.

Es por ello que la Naciones Unidas, a través de su Oficina sobre el Deporte para el Desarrollo y la Paz, decidió dedicarle un día al deporte y su vínculo con el desarrollo y la paz.

Con este día se busca concienciar a la población sobre la importancia de la práctica deportiva y la actividad física en la salud, educación, inclusión, igualdad y desarrollo sostenible.

El Comité Olímpico Internacional ha establecido asociaciones con numerosas organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, como el Foro Internacional sobre Deporte, Paz y Desarrollo, organizado conjuntamente con la Oficina de las Naciones Unidas sobre el Deporte para el Desarrollo y la Paz. La misión y la función del Comité Olímpico Internacional, establecidas en la Carta Olímpica, ponen el deporte al servicio de la humanidad y promover una sociedad pacífica y estilos de vida sanos asociando el deporte con la cultura y la educación y salvaguardando la dignidad humana sin discriminación alguna.

Los beneficios del deporte

  • Promueve el desarrollo personal.
  • Es bueno para la salud y la prevención de enfermedades.
  • Fomenta la igualdad de género.
  • Favorece la integración social y el desarrollo de capital social.
  • Posibilita la resolución de conflictos.
  • Ayuda a la recuperación tras un desastre/trauma y la normalización de la vida
  • Impulsa el desarrollo económico.
  • Ayuda a la comunicación y la movilización social, entre otros.

Activos frente al COVID-19

La pandemia de coronavirus (COVID-19) se está extendiendo a más países, territorios y regiones del mundo a un ritmo alarmante y el distanciamiento físico y social se ha convertido en la norma para frenar la propagación de la enfermedad. El cierre de gimnasios, instalaciones deportivas, estadios, piscinas públicas, salones de baile y parques infantiles tiene como consecuencia que muchos de nosotros no podemos practicar actividades deportivas o físicas, ni individualmente ni en grupo. Tampoco podemos asistir a eventos deportivos.

Pero la situación en la que nos encontramos no significa que debamos dejar de mantenernos activos físicamente, ni que abandonemos el contacto con nuestros compañeros de equipo, entrenadores, instructores, etc. Al contrario, debemos estar en buena forma física y socialmente activos. La Organización Mundial de la Salud recomienda al menos 150 minutos de actividad física de intensidad moderada o 75 minutos de intensidad alta por semana, o una combinación de ambas. También nos da consejos sobre cómo hacer ejercicio en espacios pequeños y sin equipamiento. Existe una gran cantidad de materiales en línea, gratuitos y accesibles, destinados a alentarnos a todos, a cualquier edad y con cualquier condición física, a mantenernos en movimiento mientras permanecemos en casa.