Patrocinador
Conadeip

Tec Puebla Campeón Nacional en Rugby

Son “gigantes de oro” en rugby

Por: Jorge Zanella Alvear

Una vez más los Borregos Puebla de la especialidad se erigen como campeones nacionales de la CONADEIP y aunque no fue fácil, aprendieron de un par de tropiezos que les permitieron volver a saborear la miel de la victoria.

Los Borregos Puebla se recuperaron de un “tras pie” que les hizo reflexionar a cerca del objetivo principal que tenían en el año 2018, ser campeones del Campeonato Nacional de la Comisión Nacional Deportiva de Instituciones Privadas (CONADEIP), para componer el rumbo y cerrar con la obtención de la medalla de oro en dicho evento celebrado en León, Guanajuato.
Las cosas para los pupilos de Alessandro Cordone, coach de la escuadra poblana no fueron sencillas, especialmente si se toma en cuenta que son subcampeones del mismo certamen en su edición 2017, Campeones del Torneo Universitario 2017 de la Federación Mexicana de Rugby (FMRU) y doblemente campeones en 2016 de dos de los tres torneos más importantes del país, lo que los hace ser el “blanco” de sus rivales.
El torneo de “Rugby 15” organizado por la FMRU, máximo nivel de este deporte en nuestro país fue un buen modelo de preparación para los “lanudos” poblanos, sin embargo, la mira estaba puesta en el nacional de CONADEIP, evento que se juega con 10 jugadores en la cancha y donde iniciaron la fase de grupos con una derrota ante el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) por marcador de 14 puntos a 12.
“La verdad este partido nos ayudó a despertar al equipo y volverlo a conectar para los dos siguiente partidos” señala el coach Cordone.

Ya con bríos renovados, los Borregos Puebla ganaron los siguientes dos encuentros y por blanqueadas, la primera de 57 a cero sobre la Universidad Iberoamericana campus Santa Fe (UIA) y la segunda por 33 a cero sobre un equipo de mucho prestigio y que cuenta con jugadores de Selección Nacional, como lo es la Universidad Anáhuac Norte (UAMN). Ambas victorias colocaron a los Borregos poblanos en la fase de semifinales al avanzar como segundo lugar de grupo.
En esa instancia el equipo de Cordone enfrento al primer lugar del otro de los dos grupos, la Universidad Panamericana de la Ciudad de México (UP), también con seleccionados nacionales y con un juego muy vertical y de contacto, al que derrotó 42 puntos a 5 para conseguir el boleto a la final.
Una vez en el juego donde “no hay más allá”, los Borregos se toparon con el equipo que los derrotó en una edición anterior de este certamen, los Troyanos de la Universidad de Monterrey (UDEM), ante quienes cobraron venganza de lo ocurrido en 2017 donde perdieron por 15 puntos a 14, para esta vez salir victoriosos por 31 puntos a 10.
“Eso nos ayudó a motivar a los chicos a que tenían otra oportunidad, era tomarla o dejarla, la verdad lo dieron todo, estaban muy concentrados durante los días previos y llegaron muy mentalizados, hubo momentos emocionantes, buenas palabras por parte de los jugadores y entraron como hermanos a darlo todo y a sacrificarse para el equipo, es lo que nos llevó al éxito”.

Cabe mencionar que los Borregos Puebla esperaban una revancha ante el ITESO, debido a la derrota inicial del torneo, pero recibieron una oportunidad mejor al encontrar a la UDEM en la final para destronarlos.
Alessandro Cordone comenzó a dirigir a partir del pasado mes de noviembre a los Borregos Puebla, luego de un proceso exitoso del equipo con su anterior entrenador, sin embargo, Cordone ha sido contundente y ha impreso su propio estilo tras un proceso de adaptación, en el que jugadores y el propio entrenador han puesto empeño.
Reconocimiento especial merecen el capitán Luis Arredondo, Tobías Hernández, Porfirio Cocolótl y Yaél Herrera, los dos primeros como elementos de Selección Mayor de México y los dos segundos como parte de la Selección Juvenil Mexicana, así como Rafael Axel Chazari quien se llevó el reconocimiento al Jugador Más Valioso del torneo (MVP).
Parte del staff como el fisioterapeuta Miguel Quintana y el recién llegado preparador físico Daniel Ruiz también se convirtieron en parte fundamental de la nueva etapa del representativo de rugby del Tecnológico de Monterrey en Puebla, así como ocho novatos que en las próximas competencias se convertirán en piezas fundamentales de la escuadra.